UCI

NoticiasTodas las noticias

La Dra.C. Yunelsis Rodríguez Báez intercambiando con estudiantes. Foto: Tomada de video

A la UCI le debo mucho

Odalys Rosa Falcón Márquez |
15 de Noviembre de 2017 / 8:30 am
La Dra.C. Yunelsis Rodríguez Báez intercambiando con estudiantes

La Dra.C. Yunelsis Rodríguez Báez intercambiando con estudiantes. Foto: Tomada de video

La Doctora en Ciencias Yunelsis Rodríguez Báez, es otra de las fundadoras de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) y además profesora de la Dirección de Deportes de esta institución.

De sus inicios y experiencias en estos 15 años de creada esta Universidad nos comenta.

Llegada a la UCI

“Conocer que acabada de graduar me iban a ubicar en una institución que era una idea de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro fue una orden para mí y vine con muchas expectativas.

“Recuerdo que los primeros profesores llegamos entre el 16 y 17 de agosto de 2002 y fuimos directo para una empresa (Gesta) al lado de la Universidad Tecnológica de La Habana, Cujae, y ahí conocimos todos los detalles del proyecto.

“Era una de las más jóvenes. Cuando nos reunieron había muchos profesores de La Habana, otros de mucha experiencia y otros que venían de provincia, como yo que soy de Camagüey”.

Organización de competencias en los inicios

En los primeros años realizábamos Copas de los diferentes deportes, como por ejemplo fútbol sala, kikimbol, baloncesto, voleibol, balonmano, dejando el preámbulo de los primeros juegos deportivos en la UCI.

Primeros juegos deportivos

“Los primeros juegos se organizaron en el 2003 y se inauguraron en la Plaza de las Banderas, donde se competía en alrededor de 25 deportes y tuvimos el honor de que participaran glorias del deporte cubano.

“Estos juegos se iniciaron con el salto que realizó Javier Sotomayor, que fue antecedido por un aerotón que contó con la participación de los hijos de los profesores y fue montado por el Príncipe de las Alturas, aquí también cada facultad realizó su desfile de deportistas.

“En esos primeros años había muchas iniciativas, entre ellas: exhibición de aeromodelismo,  paracaidismo y muchas más. Yo recuerdo que acá participaron boxeadores de la talla de Félix Savón”.

Áreas deportivas en los inicios

“En el primer año de la UCI todo estaba en construcción y las áreas deportivas también. Nosotros teníamos que tomar alternativas, pues existían 2 000 estudiantes a los que había que darles clases y también generar qué hacer. Hacíamos juegos predeportivos, así surgió el kikimbol, el futsal, no solo para los varones, sino también para las mujeres”.

Debo decir que desde mi comienzo acá yo era atleta de la selección nacional femenina de fútbol de Cuba junto a la profesora María Elena Mirás, quien también era profesora acá y abogábamos porque las muchachas también practicaran este deporte.

Los muchachos con la variedad de ejercicios que incorporamos a la asignatura de Educación Física decían que estaban en un A jugar. Fue así que logramos organizar todos los equipos deportivos.

- ¿Cómo lograste realizar el Doctorado con tantas responsabilidades?

- En primer lugar, tengo que agradecerle a la UCI, pues me dio la oportunidad de continuar como atleta activa y poder seguir trabajando desde el punto de vista científico. A la Universidad le debo mucho, pues mi Doctorado lo comencé en el año 2005 y en ese momento era la Secretaria del Buró Sindical de la Universidad y a la vez miembro del Consejo Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y practicaba mi deporte haciendo los entrenamientos con los equipos masculinos de fútbol de la UCI.

Yunelsis durante un acto en la UCI

Yunelsis durante un acto en la UCI.

“En el doctorado curricular, que fue la modalidad que matriculé, tuve que realizar muchos esfuerzos y levantarme muy temprano para lograr mis objetivos; así pasé a ocupar el cargo de Directora de Recreación. Sobre las 9:00 a.m. iba a la primera sesión de entrenamiento, regresaba al mediodía, continuaba trabajando y a las 5:00 p.m. iba a mi segunda sesión de entrenamiento que terminaba a las 8:30 p.m. y luego regresaba para atender toda la intensa vida cultural que se desarrollaba aquí hasta la madrugada, al terminar descansaba algo y a las 6:00 a.m. de nuevo a las actividades diarias.

Yunelsis durante un acto en la UCI

Yunelsis en el Centro Cultural Wifredo Lam.

“Para las actividades doctorales disponía de un mes, en el que correspondía el módulo que se estaba haciendo, y otra persona se quedaba al frente de la Dirección, así yo podía dedicarme a mis estudios y al entrenamiento. Así logré ser la primera atleta en activo que logra la categoría científica de Doctora y eso es un orgullo para mí, pues los compañeros del programa doctoral de la Universidad del Deporte tuvieron mucha paciencia conmigo, pues pude predefender en el 2011- cuando mis compañeros lo hicieron en 2009-2010- con una fractura de tibia y peroné que enfrenté en la fase de eliminatoria olímpica a los Juegos de Londres 2012.

“Tuve la oportunidad de escoger la fecha de defensa y decidí que fuera el 20 de diciembre, aniversario de la FEU, pues durante mi etapa estudiantil fui dirigente de esta organización y ese era mi tributo.

“Decidí que fuera en la UCI, en el salón de reuniones del Rectorado, lugar donde tantas veces estuve sentada en reuniones para organizar actividades de la Universidad, no solo como secretaria del Sindicato; sino como delegada del Poder Popular, porque fui la primera delegada que tuvo la UCI en el mandato 2003-2008, también como secretaria del Comité del Partido de esta institución y como miembro del Consejo Científico”.

Yunelsis en Asamblea de Balance del PCC en la UCI

Yunelsis en Asamblea de Balance del PCC en la UCI.

Logros obtenidos durante estos 15 años en el deporte universitario

“Hemos tenido la oportunidad de tener estudiantes que han representado a la UCI en las Universiadas Nacionales y Olimpiadas del deporte cubano, en el caso del fútbol sala masculino y algunos de estos deportistas han sido miembros de la selección universitaria que ha representado a nuestro país en Juegos Centroamericanos Universitarios.

“Puedo decir que entre los premios obtenidos hemos sido campeones provinciales y segundo lugar de los Juegos Nacionales Universitarios.

“Nuestras áreas deportivas están en buenas condiciones y con la iluminación requerida por lo que los estudiantes deportistas pueden realizar su entrenamiento en el momento que lo requieran. Por ejemplo, el campo de fútbol tiene mejores condiciones que otros que se encuentran en universidades del país, de igual forma el terreno de béisbol y la piscina, que aunque no es olímpica, se mantiene llena prácticamente todo el año para impartir clases,  y también para que los estudiantes la utilicen en la recreación y otras actividades que se realizan en la Universidad.

“Las áreas deportivas de la UCI siempre tienen actividad en cualquier horario, aunque vigilamos mucho el ahorro energético”.

Mayor satisfacción

“Mi discusión de tesis doctoral, los encuentros en los que estuvo presente nuestro Comandante en Jefe organizando actividades de la UCI, la inauguración de la Cátedra Honorífica de Ajedrez Remberto Fernández, los primeros juegos deportivos de la Universidad, cada momento en que me enfrento a dar una clase de Educación Física.

“Me apasiona el deporte y aparte de ser exatleta de la selección nacional de futsal, actualmente soy entrenadora de la selección nacional y ocupo responsabilidades como jefa técnica del fútbol femenino en Cuba y estos son logros que también le debo a la UCI, pues me ha permitido dar mi granito de arena para contribuir con el desarrollo del deporte en nuestro país.

“Me siento muy feliz porque durante mis clases puedo hacer que los estudiantes salgan de la computadora para realizar actividades físicas. Del mismo modo me alegra mucho compartir con un claustro de profesores del deporte muy preparado.

“También me reconforta haber participado en cada actividad convocada por nuestro país, donde la UCI ha estado presente para dar un Sí por Cuba.

“De forma general me agazaja haber formado atletas a los que inculqué el amor al deporte. Hoy una de ellas es árbitro nacional y desea seguir superándose para ser árbitro internacional del fútbol de playa.

“En resumen, siento gran satisfacción cuando comparto con estudiantes que lo mismo te programan para desarrollar un software o que entrenan para ser buenos deportistas. Asimismo, valoro mucho la oportunidad de que siendo mujer pude dirigir la organización sindical y la partidista en la Universidad”.