UCI

NoticiasTodas las noticias

El equipo Delta Team de la Universidad de La Habana obtuvo el premio al mejor diseño gráfico 2D. Foto: Alberto Medina Cruz

Global Game Jam: una potencialidad de los videojuegos en Cuba

Abel Castillo Noriega |
24 de Enero de 2017 / 12:45 pm
Global Game Jam: una potencialidad de los videojuegos en Cuba

El equipo Delta Team de la Universidad de La Habana obtuvo el premio al mejor diseño gráfico 2D. Foto: Alberto Medina Cruz

La Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) es desde el 2015, una de las sedes oficiales del Global Game Jam, simultánea de desarrollo de videojuegos más grande del mundo que concluyó su edición de 2017 en la jornada de este lunes.

Tras las emociones vividas por el premio al mejor diseño gráfico 2D el Periódico Mella intercambió en la clausura del evento con representantes del equipo Delta Team de la Universidad de La Habana, quienes se confesaron apasionados por la creación de videojuegos divertidos, creativos y experimentales.

El profesor del alma mater capitalina, David Darías, significó que este evento es uno de los más grandes de videojuegos a nivel internacional, “que la UCI sea parte de este certamen es una cosa impresionante porque se ha trabajado mucho para que seamos partícipes de una de las experiencias más relevantes que hay en el desarrollo de multimedias”.

Añadió que les da la posibilidad de intercambiar conocimientos sobre la creación de multimedias y sobre todo conocer fuentes de desarrollo, programación, diseño y les posibilita estar 48 horas fenomenales creando contenido nuevo relacionado con temas locales y con los que propone el evento.

“Antes del Global Game Jam -subrayó- todos los equipos estaban totalmente aislados, no existía una oportunidad en la cual todos pudieran intercambiar en un intervalo de tiempo corto sus conocimientos y crear cosas nuevas.  El Global Game Jam es el lugar donde todas las personas con el interés de desarrollar videojuegos se reúnen y esto permite que crezca la comunidad de desarrolladores de nuestro país”.

Por su parte, Amalia Gómez, estudiante de la carrera de Cibernética, refirió que el mayor aporte que le otorga este evento es el hecho que tener que desarrollar un producto que sea utilizable en solo 48 horas con personas que son de distintas disciplinas.

Una de las cosas más gratificantes que tiene esta cita es intercambiar con personas de otras especialidades, darse cuenta además que el desarrollo es el resultado de integrarse con personas que diseñan un juego más allá de programarlo.

En ese sentido señaló que la existencia de este tipo de certámenes garantiza que las personas que se inclinen por esta rama encuentren un espacio para crear, permitiendo que se estructure una comunidad y tome fuerza el desarrollo de videojuegos en Cuba.