UCI

NoticiasTodas las noticias

Integrantes de uno de los tribunales del Programa doctoral de informática. El Dr.C. Juan Pedro Febles, primero a la izquierda. Foto: Archivo

De la acreditación de doctorados nos comenta el Dr.C. Febles Rodríguez

Odalys Rosa Falcón Márquez |
21 de Noviembre de 2016 / 8:30 pm
De la acreditación de doctorados nos comenta el Dr.C. Febles Rodríguez

Integrantes de uno de los tribunales del Programa doctoral de informática. El Dr.C. Juan Pedro Febles, primero a la izquierda. Foto: Archivo

Los procesos de evaluación con vistas a la  acreditación en la educación superior en Cuba tuvieron sus  inicios en los finales de la década del 90 cuando, a partir de algunas experiencias en la aplicación de la Guía de Autoevaluación de la Asociación Universitaria Iberoamericana de Posgrado (AUIP) a los programas de maestrías, se decidió por la dirección del Ministerio de Educación Superior (MES) crear un sistema que se adecuara a las realidades de nuestro país.

De esta manera, surgió la primera versión del Sistema de Evaluación de Programas de Maestría (SEA-M) con su Reglamento, Patrón de calidad y Guía de evaluación, uniéndosele más adelante el de carreras universitarias, pasando ambos a integrarse al Sistema Universitario de Programas de Acreditación (SUPRA),  al que más recientemente fueron incorporados el Sistema de Evaluación y Acreditación de programas de doctorado (SEA-Dr) y el Sistema de Evaluación Institucional.

Para conocer los detalles sobre la acreditación de los programas doctorales,  a propósito de este proceso en la nuestra casa de altos estudios, desde el Periódico Mella dialogamos con el Dr.C. Juan Pedro Febles Rodríguez, quien es el secretario del Comité doctoral en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI),

Variables que se tienen en cuenta

El patrón de calidad para los programas de doctorado se identifica con un modelo ideal al cual debe aproximarse la calidad de los procesos de formación doctoral evaluados y se corresponde con la experiencia cubana en la formación de doctores y con la teoría y la práctica internacionales de la evaluación de la calidad en la educación superior.

El MES acredita los programas de formación doctoral que se desarrollan en todas las universidades del país según ese patrón de calidad.

Con el fin de alcanzar los anteriores objetivos, el patrón de calidad del sistema de evaluación y acreditación de doctorados (SEA-Dr) contempla las siguientes variables:

  • Formación de doctores
  • ­Nivel científico del claustro
  • ­Respaldo material, financiero y administrativo
  • ­Gestión de la información y el conocimiento
  • ­Impacto

Programa de Formación de doctores

El Programa, además de los resultados alcanzados en la producción científica y la formación de doctores, ha incidido, de manera notable, en la creación de una sólida cultura universitaria en la formación científica doctoral, que se ha ido fomentando en el intenso intercambio entre los integrantes de este y con los doctores que sistemáticamente participan en los talleres.

Una de las necesidades más trascendentes a cubrir es la identificación y solución de problemas científicos de orden teórico y práctico apremiantes en la informatización de la sociedad cubana. La manera de cumplir este encargo está centrada en lograr una articulación estrecha con las formas de investigación por proyectos desde los cuales se gestan temas de investigación de los departamentos y la red de centros de la UCI.

Nivel científico del claustro

Existen varias fortalezas. El claustro está integrado por 23 doctores, dentro de los cuales hay tres profesores consultantes, ocho  miembros de tribunales permanentes de grado científico, tres profesores de mérito y 15 con la categoría docente de Profesor Titular.

Además, sus integrantes poseen alta capacidad  y autoridad académica e investigativa, que lo hacen acreedor del reconocimiento dentro de la Universidad y en todo el país.

Recursos materiales disponibles para su desarrollo

Los recursos materiales con que cuenta la institución se ponen a disposición del programa  y se facilitan tiempos para la realización de determinadas tareas de la investigación de los aspirantes.

En la UCI existe una estrategia de gestión de la información y el conocimiento que respalda el proceso de formación doctoral, materializada en el Centro de Información Científico Técnico, a través de la cual se ejecutan acciones concretas que tributan al proceso, reflejadas en el aseguramiento bibliográfico y el acceso a la información.

Resultados obtenidos

Dada la sistematicidad y exhaustividad del proceso de formación se han logrado diversos resultados que han elevado la calidad del Doctorado en Informática de la institución, entre ellos se encuentran: El 100% de las defensas aprobaron en la primera presentación en el tribunal nacional de automática y computación, de ellas un  96% con votación unánime del tribunal. De los aspirantes inscritos ya han defendido exitosamente 25, acotando que seis  defendieron antes de lo previsto debido a la calidad de sus investigaciones y alto grado de dedicación.

Impactos del programa

Al medir la calidad de los resultados del programa, aunque no se ha terminado su completa evaluación, refirió Febles Rodríguez que se pueden exhibir datos alentadores  tales como:

  • ­Los egresados del programa ocupan responsabilidades superiores y se consolidan como líderes científicos en sus esferas de actuación.
  • ­Los resultados de las tesis doctorales tienen repercusión en la práctica social, ya que brindan soluciones a problemas priorizados del país (Impacto y pertinencia).
  • Los doctores graduados se sienten realizados por la formación adquirida y por los reconocimientos que han alcanzado como resultado de su producción científica.
  • ­Varios egresados se han incorporado como profesores al programa de formación doctoral y participan activamente en los seminarios científicos.
  • ­Se aplican resultados de las tesis y se publican en revistas científicas de alto impacto.

El Dr.C Febles añadió además que la evaluación externa debe realizarse en el primer semestre de 2017, a pesar de ser un programa relativamente joven en la UCI, que tiene como antecedente directo un programa para la formación científica especializada en informática, creado en el 2011, dirigido a jóvenes con resultados en las tareas técnicas y con posibilidades para desarrollar un doctorado en Cuba.