UCI

NoticiasTodas las noticias

MSc. Ana Marys García Rodríguez. Foto:cortesía de la entrevistada.

Ana Marys: satisfecha con el programa de Maestría en Calidad de Software

Odalys Rosa Falcón Márquez |
06 de Abril de 2017 / 8:30 am
MSc. Ana Marys García Rodríguez

MSc. Ana Marys García Rodríguez. Foto:cortesía de la entrevistada.

La Maestría de Calidad de Software, que se imparte en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) realizará su proceso de acreditación del 24 al 28 de abril.

Por este motivo conversamos con la MSc. Ana Marys García Rodríguez, quien se desempeña como Vicedecana de Economía y Administración de la Facultad 3 y es además egresada de esta Maestría. Ella accedió gustosa a responder nuestras inquietudes sobre las experiencias recibidas durante este período de tiempo dedicado a su superación profesional.

Nos relató Ana Marys que la formación recibida, tanto en el pregrado como en el posgrado, ha influido notablemente en el desarrollo de habilidades básicas y necesarias para culminar satisfactoriamente sus estudios de posgrado.

Añadió que los cursos y diplomado que recibió, como parte de la Maestría, favorecieron tanto el desarrollo de prácticas investigativas como la adquisición de conocimientos imprescindibles para el cumplimiento de los objetivos de este programa.

Consideró la Vicedecana que una investigación, que a su vez genera productos de calidad respaldados por la integración de la ciencia, es algo que está presente en el modelo de formación de nuestra Universidad, por lo tanto, favorece considerablemente este engranaje.

Agregó que aplicar correctamente lo aprendido en Metodología de la Investigación fue esencial en su formación para investigar, lo cual le posibilitó aprender la esencia para hacer ciencia y aplicarla en etapas posteriores de su desarrollo profesional.

Para ella lo más positivo radica en que profesores, con una alta preparación académica, contribuyen con sus experiencias a que la investigación se desarrolle con la mejor calidad posible y de igual modo el acceso a la bibliografía actualizada y al equipamiento necesario siempre estuvo al alcance de todos.

Nos contó también que tuvo que desarrollar la maestría a la par de ejercer como Vicedecana y dar clases en la facultad. Específicamente la discusión final de esta la realizó asumiendo, en funciones, el Decanato de la Facultad 3; pero reconoce que recibió todo el apoyo por parte de su tutora, sus compañeros de trabajo y fundamentalmente de la alta dirección de la Universidad para que los resultados fueran los esperados.

Agregó que durante los cursos, para adquirir los créditos en la maestría, fue necesario realizar un gran esfuerzo personal y mantener la constancia para poder vencer cada etapa; de forma tal que al culminar un módulo cada maestrante debe realizar una tesina asociada a los cursos del diplomado, que tributa también a su investigación, variante que considera  muy alineada para lograr las habilidades necesarias y los avances en la investigación final.

Entre las fortalezas de este programa valora la preparación del claustro de profesores, la planificación y concepción del programa de la maestría, el sistema de evaluaciones, y los recursos puestos a disposición de los maestrantes. Sobre las debilidades, nos comentó que considera debían incorporarse también profesionales extranjeros.

De la preparación recibida, dijo Ana Marys que es integral, pues vincula elementos de la formación, producción e investigación, siendo consecuentes con nuestro modelo de formación del pregrado.

Señaló que es relevante mencionar que de las propias investigaciones realizadas como parte de la maestría, se han generado temas de investigación para doctorado, como es su caso. Destacó que  tuvo la oportunidad de publicar los resultados investigativos en revistas referenciadas, lo cual evidencia el alto valor agregado de la maestría en la formación profesional de todo graduado universitario.