Razones para no olvidar | Universidad de las Ciencias Informáticas
UCI

NoticiasTodas las noticias

La Universidad le enseñó los verdaderos valores de la amistad, la solidaridad y la humildad.

Razones para no olvidar

Miguel Barroso Hernández |
10 de Julio de 2013 / 9:38 am

La Universidad le enseñó los verdaderos valores de la amistad, la solidaridad y la humildad.

Para Gloria Raquel Leyva Jerez, quien hoy destaca entre los nuevos ingenieros formados en la UCI, su universidad figura como la mejor del país, la más completa… y es que acude a situaciones claves para significarla: “… estudio, conocimiento y enseñanza que en las aulas y laboratorios adquirimos. Amistades y nuevos sueños, cada día, por cumplir”.

Aún, esta joven segura de sí misma, recuerda su primer día de clases… Al pasar por la Plaza Mella, alguien le dijo que si quería coger cinco en Matemáticas tenía que tocarle el dedo a Mella: “Yo, novata al fin, con tremenda pena y mirando para todos los lados, me dije: tengo que hacerlo…”. Y al parecer dio muy buen resultado….

- Premio Mella = planificación + esfuerzo + constancia

- Siempre digo que la planificación es la clave del éxito. Pero también llego a este reconocimiento por mi constancia y el esfuerzo en pos de cumplir con las actividades que me eran asignadas y las metas que me proponía para superarme cada vez más. Ser ejemplo, es muy difícil, porque cuando ves que varias personas te apuntan y tienen una imagen correcta sobre ti, hay que perseverar por continuar no solo así, sino con la idea de ser mejor ser humano, amigo, hijo y compañero.

Pero para llegar a ser Premio Mella, primero tuvieron que pasar cinco años… La experiencia adquirida se ve reflejada en sus palabras:

- En la memoria…

- De la llegada aquí a la UCI, lo primero que recuerdo son los grupos de muchachos esperando por nosotros en la entrada del Docente 3, cada uno dándole promoción a su facultad. Luego de estar ubicada, la facultad que me correspondía era la 5. Al ver el ánimo con el que nos recibían, sentí una fuerza interior que me hacía sentirme parte de la facultad sin conocerla todavía, esa fuerza que transmitían los muchachos de la FEU con sus carteles, sus trofeos y reconocimientos. Muy atentos todos enseguida me ayudaron con el equipaje y me explicaron las primeras cosas que debía conocer y hacer para la matrícula. Verdaderamente estar en la Facultad 5 fue un gran privilegio.

- El acertado vínculo de la docencia y la producción

- Siento que ese modelo de formación me impulsó a esforzarme aún más. Sin práctica no hay teoría y la producción es un espacio que, en este campo de la informática, para los estudiantes es de vital importancia, pues nos va preparando y nos da la oportunidad de investigar y reproducir los conocimientos que en clases aprendemos. Además de que es una forma de retribuirle a la Universidad y al país las facilidades que nos brindan durante estos cinco años.

- Con la FEU

- La FEU es una familia y ser parte del secretariado de la FEU de mi facultad posibilitó que la estancia en la universidad fuera más amena. La FEU me forjó, desde esta organización aprendí de todo un poco, principalmente cómo mover toda una masa estudiantil cuando apenas contaba conmigo y algunos compañeros. Desde que comencé a formar parte del secretariado aumentó la carga de trabajo, pero eso me ayudó a fortalecerme, a crecer no solo como estudiante sino como ejemplo de líder estudiantil, a entregarme más al trabajo y sobre todo a planificarme mejor.

- Ser artista o animar en los Mella

- Las actividades propiciadas desde el Movimiento de Artistas Aficionados o a propósito de los Juegos Mella, son esenciales para los estudiantes, en primer lugar porque  nos ayudan a liberar un poco el estrés del estudio y en segundo lugar nos ayudan a sacar de nosotros ese artista o deportista que cada cual llevamos dentro.

“El Movimiento de Artistas Aficionados es especialmente al que más me vinculé. Estar envuelta en el papel, el pegamento y alentada por mis amigos, hacían de mi vida en la UCI uno de los momentos más significativos, obteniendo varios premios en la manifestación de Artes Plásticas, Arte Digital, Audiovisual e Instalación.

“Los Juegos Mella: toda una fiesta amarilla. Hay que vivirlo para de verdad saber qué se siente al defender tu facultad, al gritar y darle ánimo a tu facultad, y defender por encima de todo que es la mejor. La verdad que estos eventos nunca deben desaparecer, no mientras la UCI tenga vida”.

- Razones para no olvidar

- El paso por la Universidad me formó no solamente como estudiante, sino como persona en todos sus aspectos, aprendí del significado del deber, la responsabilidad ante cada tarea, el sacrificio. Me enseñó los verdaderos valores de la amistad, la solidaridad y la humildad. Todos estos valores me han formado como una persona completa y de bien.

“Graduado de la UCI, Título de Oro y Premio Mella significa un gran compromiso que estoy dispuesta a afrontar. Implica ser un ejemplo ante la familia, hermanos y la sociedad en general. Es llevar el mensaje de que todo lo que uno se propone con perseverancia y constancia se puede alcanzar.

“No hay nada imposible si todo se hace con entereza y energía… Por difícil que parezca una carrera universitaria lo único que hace falta son los deseos y nunca dejar de soñar.

“Ahora, solo me queda agradecerle a la Facultad y a la Universidad por estos cinco años, por la preparación que los profesores con paciencia y educación nos han brindado, por las consultas y horas extras, por ser nuestros amigos y compartir con nosotros en los diferentes eventos y etapas de nuestra vida estudiantil”.