UCI

NoticiasTodas las noticias

Dra.C Ana Margarita Manzano León, del Instituto de Investigaciones de Fruticultura Tropical explica su trabajo de investigación Caracterización de las especies del género Colletotrichum en frutos tropicales en Cuba.

Hongos que afectan los frutos tropicales en Cuba se presenta en póster de Taller de Bioinformática

Odalys Rosa Falcón Márquez |
13 de Julio de 2016 / 9:12 am

Dra.C Ana Margarita Manzano León, del Instituto de Investigaciones de Fruticultura Tropical explica su trabajo de investigación Caracterización de las especies del género Colletotrichum en frutos tropicales en Cuba.

Uno de los trabajos de investigación científica que se muestra en la exposición de póster del Taller de Bioinformática sobre Evolución viral y Epidemiología molecular (VEME-Cuba 2016) que se desarrolla en la UCI por estos días es la Caracterización de las especies del género Colletotrichum en frutos tropicales en Cuba.

Para conocer detalles sobre el mismo conversamos con la Doctora en Ciencias Biológicas Ana Margarita Manzano León, del Instituto de Investigaciones de Fruticultura Tropical, quien trabaja en el grupo de Fitopatología del Laboratorio de Micología  de esa institución y lleva los estudios sobre estas pesquisas.

Nos comentó Ana Margarita, que este grupo es el que se encarga de investigar las enfermedades en las frutas como la guayaba, el mango, la piña, el aguacatero y una de las investigaciones ha sido conocer en profundidad los efectos de la enfermedad Antracnosis producto de los hongos del género Colletotrichum en los frutales cubanos.

Dijo, además, que estos hongos afectan no solamente el fruto cuando madura, sino las hojas y las flores también, haciendo que estos se pudran y afecten las producciones, lo cual depende de las condiciones climáticas que existan en ese momento si hay mucha humedad, mucho calor o ambos.

Añadió, que esta es una de las enfermedades que más afecta la fruticultura en nuestro país y hasta ahora los estudios se basaban en la parte morfológica; pero la novedad de este estudio es que incluye al mismo tiempo el análisis de múltiples frecuencias que permiten identificar de manera precisa qué especies están afectando los distintos frutales y por tanto se puede entender cómo están ocurriendo las enfermedades y controlarlas, aclaró que esto es un estudio que está en progreso y para lograrlo aislaron la cepa de Colletotrichum en 15 frutas como la guayaba, cítricos, chirimoya y uva, entre otras.

Explicó que luego la tarea era demostrar a través del análisis filogenético basado en secuencias ITS (espaciador transcribible interno) las especies de este hongo que estaban afectando a estos frutos, llegando a la conclusión de que el truncatum y el gloeosporioides son los que influyen en mayor medida en nuestra Isla, teniendo diferentes patrones de manifestación, lo que implica que hay más de un patógeno afectando un cultivo determinado y esto da la idea de que hay que llegar a la especie para entender todo el proceso de la enfermedad; por lo que ahora están analizando las diferentes secuencias para con todo eso hacer un análisis integrado que les permita arribar a la especie que está afectando.

Señaló la científica, que los estudios preliminares muestran que es posible que existan especies que no han sido descritas las que estén afectando también en el país y todo esto puede contribuir al conocimiento de los hongos en Cuba y al manejo de la enfermedad para controlarla, lo cual hace que los estudios continúen.